Grimorianos

5 de junio de 2014

Energía Íntima


Presta atención con quien compartes tu energía íntima. La intimidad en este nivel entrelaza nuestra energía aural con la energía aural de la otra persona. Estas poderosas conexiones, sin importar lo insignificante que pienses que son, dejan residuos espirituales, especialmente en las personas que no practican ningún tipo de purificación física y espiritual. Cuanto más se interactúa íntimamente con alguien, más profunda es la conexión, y mayor es el entrelazamiento de las auras.


Esto es algo hermoso cuando estamos realmente enamorados y queremos pasar con esa persona el resto de nuestros días, ya que cuando amamos realmente queremos compartir lo bueno y lo malo con nuestra pareja, pero y si ¿sólo se trató de un acto de placer, o de una noche?, ya no podría ser tan agradable...

"Nunca duermas con alguien que no te gustaría ser" - Lisa Caza Patterson

Todos somos seres físicos, aunque en realidad somos mucho más que eso, también somos "seres energéticos". Cuando tenemos un encuentro íntimo, las energías se fusionan. No importa si se trata de sexo astral (OBE),


¿Imagina como se encuentra el campo energético de alguien que duerme con varias personas, llevando alrededor estas múltiples energías? Lo que ellos no saben es que otros pueden sentir esa energía, y que ésta puede repeler la energía positiva y atraer la energía negativa en sus vidas.

Si usted tiene relaciones sexuales con personas, amorosas, positivas - esa energía maravillosa es absorbida y enaltece. Si usted tiene relaciones sexuales con gente negativa, pesimista, inestable, depresiva - la energía lo tendrá derrumbado y desinteresado en la vida cotidiana, por ejemplo.

Las parejas casadas han absorbido la energía de su cónyuges, si usted se acuesta con una persona casada, la energía de su esposo o esposa, en consecuencia, se mezclará con la suya. Y viceversa.


Así que, la próxima vez quiera saltar a la cama con alguien, recuerda que absorberás la energía de las personas con las que ésta persona ha tenido sexo, a menos que, ésta persona practique en base regular algún tipo de limpieza energética.
Esto no se trata de un nuevo descubrimiento. Los cristianos a menudo llamaban a esta conexión 'ataduras del alma'. También es ampliamente discutido en el estudio del sexo Tántrico. Existe información muy interesante sobre este tema en libros y artículos.

29 de mayo de 2014

¿Tienes un ámbar? Importante leer esto:

El ámbar es una piedra formada a base de resina vegetal fosilizada. En México, el ámbar se encuentra principalmente en el estado de Chiapas, por lo que es común que más de uno posea por lo menos, una pequeña piedra. 


Se asocia como protector contra el "mal de ojo", a muchos bebés se les confecciona pulseritas con hilo rojo y algunas piedras para protegerlos de las miradas "muy fuertes" que puedan causarle algún tipo de daño.

Alivia dolores de cabeza, migraña, tensión en la nuca, espalda, asma bronquitis, disturbios gastrointestinales, sordera, fiebre, malaria, complicaciones de la vejiga, hígado, problemas circulatorios y hemorragias nasales.
El ámbar tiene efectos benéficos sobre los órganos internos, favorece el equilibrio, agudiza los sentidos, por lo que está indicado para individuos propensos a sufrir lesiones traumáticas, o manifestaciones de desequilibrio emocional, como depresión crónica y tendencias suicidas. Favorece la meditación.



¿Cómo LIMPIAR el Ámbar?
Se debe limpiar con frecuencia bajo el chorro de agua corriente y templada por un minuto. Ayuda también pasarla sobre el humo de un incienso de sándalo o copal.

¿Cómo DESCARGAR el Ámbar?
El Ámbar es una piedra muy blanda y reacciona muy sensible en el contacto con ácidos, nunca colocarla directa al sol, puede causar grietas en el interior y estallar.
Esta piedra posee la capacidad de absorber la energía negativa, lo que permite liberarse de preocupaciones que impiden el desarrollo armónico de la persona.


¿Sabes cómo cargar de energía amuletos, piedras o joyas?

Para convertir cualquier piedra, adorno, joya o amuleto en un escudo de energía que te proteja del mal de ojo o de cualquier influencia negativa, solamente tienes que seguir las instrucciones que a continuación te doy:


  1. Se llena un vaso de cristal con agua hasta la mitad o hasta cubrir completamente al amuleto, piedra o joya de tu preferencia. Luego se le agregan dos cucharadas soperas de sal gorda o de grano durante 24 horas.
  2. Se deja la preparación anterior expuesta al Sol y a la Luna, en un lugar que te asegures que nadie la va a tocar o a tirar, durante 48 horas.
  3. Posteriormente se pone en un lugar oscuro durante 48  horas más.
  4. Finalmente es importante que tomes la joya, piedra o amuleto entre tus manos y la acaricies de vez en cuando durante las siguientes 24 horas, con las manos humedecidas con un poco de tu colonia personal, pensando en lo que quieres que haga para ti: protección, ayuda, etc…


¡Vive Espiritual!

@JosueAlquimista

5 de agosto de 2013

El precio de la libertad

En la brujería, el "precio de la libertad" es en primer lugar, la disciplina y la responsabilidad. La visión de luz de estrellas es un potencial natural e inherente en cada uno de nosotros, pero es necesario mucho trabajo para desarrollarlo y entrenarlo. Los poderes y las habilidades obtenidos a través de la percepción intensificada también deben ser utilizados de una forma responsable, de lo contrario, al igual que el anillo de Sauron (en El Señor de los Anillos) destruirán a sus poseedores. 

Quienes deseen ser libres deben estar dispuestos también a colarse ligeramente a un lado de la corriente principal de la sociedad si es necesario. En la cultura occidental moderna, artistas, poetas y visionarios, sin mencionar a las Brujas, los místicos y los chamanes, suelen ser alineados de su cultura en alguna medida, lo cual tiende a devaluar lo intangible a favor de los frutos sólidos, monetarios, del éxito.
Pero el precio final de la libertad es la disposición a enfrentarnos al más aterrados de todos los seres: uno mismo.


La danza en espiral.
Starhawk.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails