Grimorianos

18 de octubre de 2010

Movimiento

A veces olvido muchas cosas, o más bien las paso por alto. Cuando inicié a escribir este blog lo hice sin saber a ciencia cierta porque lo hacía, lo hice porque dentro de mí me fue señalado hacerlo, porque lo ví y lo viví en un experiecia que marcó mi existencia. Acepté sin saber como continuar, ni siquiera como comenzar.


 
Y es que esto no es simple diversión. Cada palabra, cada imagen, aparecen en mi vida por una razón, por un propósito encomendado (como a muchos otros) por la Gran Madre. Y pocos son los que aceptan esta encomienda, y pocos los que persisten, y pocos los que no se extravían, y pocos lo que logran algo. Es por eso que han surgido en mi interior muchas dudas, muchas preguntas. Y luego señales, caminos, respuestas, personas.


 
El Universo es una red, es una telaraña. Nosotros somos el hilo y el Destino los cruces o intersecciones. Muchas veces el material del hilo cambia, pero al fiinal, lo que revela y plasma el valor del hilo es precisamente esta interconexión que muchas veces sucede como un choque.


Es la Wicca mi motor, y la Naturaleza mi guía. Por eso ambos elementos los integro en mi espiritualidad como Wicca Chamánica, como símbolo de mis propósitos. Sin embargo, en estos momentos mi espíritu atraviesa dificultades y crisis, no existencialista como pensé al inicio, sino direccionales. ¿Quién soy? y ¿A dónde voy? no son las preguntas que me agobian en estos momentos, dentro de mi hierve la necesidad de saber que hago y de manifestarlo y expandirlo.


Es difícil de expresar... y por eso lo plasmo, porque hay ocasiones que el camino no tiene que recorrerse necesariamente solo... Sólo espero que este menjase sea comprendido, porque en verdad me siento cerca del choque para comprender que clase de hilo soy... y no sé si estoy preparado para eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails