Grimorianos

12 de enero de 2011

El Mago-Sabio

Siguiendo la clasificación realizada por Jordano Bruno, su primera acepción pertenece a la del Mago-Sabio. En el inicio de los tiempos, el mago, brujo, sacerdote, fue el responsable de guiar a la tribu, a la comunidad. Era un ser en el que el “conocimiento” se manifestaba de manera específica y distinta del resto, entendía los misterios de la naturaleza, escuchaba y hablaba con los espíritus, entendía el Equilibrio.

Para el Mago-Sabio no existe ninguna diferencia entre las formas de vida, y su misión fue/es enseñar a perpetuar este equilibrio. Su Poder, no es un poder en realidad, sino una herramienta que le permite cumplir con su Misión.

Y la Misión es el aliento de vida, el motivo de la llegada, la razón por la cual los velos son quitados de los ojos. El Mago es un ser de quien se puede aprender, puesto que en su camino adquiere Sabiduría.

Los Magos han entendido las diferencias existentes en el Universo como semejanzas no imaginadas. Despertemos a nuestro Mago-Sabio, invoquemos a nuestro ser que vivió en las cavernas y que con símbolos conquistó y fue conquistado por el amor místico del Señor y de la Gran Madre. Urge en nuestra sociedad un retorno al núcleo, antes de que el misterio de la tumba-matriz se cumpla… y nuestra casa sea una bóveda mortuoria.

Que la Divinidad toque su cuerpo y su mente. Bendiciones Hermanos. )O(

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails